10 mitos populares de la ciencia

Tercera Cultura

06 de Octubre del 2017

  • Etiquetas:  

Pensabas que estabas en lo cierto y seguro que son datos que sueltas en las cenas con amigos. Pues te equivocas: ahora ya lo sabes ;)

La boca de un perro está más limpia que la de un humano

A pesar del hábito que tienen de lamer cosas que los humanos no se atreverían, los científicos nos venden a menudo que la boca de Fido es más estéril que la nuestra. Y lo cierto es que las bacterias orales son tan específicas a cada especie que no se puede decir que unas sean más limpias que otras, son simplemente diferentes.

 

El pelo y las uñas continúan creciendo después de muerto

Aunque parece que el cabello y las uñas siguen creciendo después de muerto, esto es simplemente una morbosa ilusión óptica en acción. Tras la muerte, el cuerpo de un humano se deshidrata severamente, lo cual retrae la piel lo bastante como para dejar expuesta una porción mayor de cabello y uñas.

 

Los gatos siempre caen de pie

Estudios científicos han demostrado que, cuando se les arroja desde la toda clase de altura, los gatos aterrizan elegantemente sobre sus patas. Estos resultados únicamente varían cuando se deja caer al gato, patas arriba, desde una altura inferior o igual a 30 centímetros. No te sugerimos que lo intentes en casa.

 

Los hombres piensan en el sexo cada siete segundos

Los machos están programados para la reproducción, desde un punto de vista evolutivo, pero no existe ningún método científico que permita medir la extensión temporal que el deseo ocupa en nuestra vida diaria. Afortunadamente, para la productividad mundial en su conjunto, lo de los siete segundos parece ser una gran exageración, tal y como dirían los mejores investigadores.

 

Cuando corres bajo la lluvia te mojas menos

Las ecuaciones matemáticas actuales empleadas para resolver esta popular cuestión han sugerido que es cierto, aunque no por las sencillas razones que podrías pensar. La complejidad de los cálculos incluye factorizaciones en el número de gotas de lluvia que golpean la cabeza del caminante contra las que golpean el pecho del corredor.

 

La regla de los cinco segundos

Tener una regla arbitraria para justificar el consumo de comida que cae al suelo dentro de cierto período de tiempo es conveniente, especialmente cuando dicha comida es un pastelito brownie. Desafortunadamente las pruebas (y la lógica) confirman que los gérmenes se adhieren a la mayor parte de las comidas en el momento en que entran en contacto. (Nota del T. Aquí más información sobre la regla de los 5 segundos).

 

Los animales pueden predecir los desastres naturales

No existen evidencias de que los animales posean un misterioso sexto sentido que les permita predecir desastres naturales. Su fino sentido del olfato, oído y agudizados instintos bastan por si solos para que se dispersen por las faldas de las colinas durante un huracán o un tsunami. E incluso así, los animales mueren muy a menudo a causa de los desastres naturales, de modo que si tienen una clase de sexto sentido, no les vale para mucho.

 

Las estaciones son causadas por la proximidad de la Tierra al sol

La distancia que separa a la Tierra del sol durante su órbita elíptica anual, en realidad tiene poco efecto sobre la temperatura. Lo que dicta el clima es el ángulo de inclinación de la Tierra (hacia el sol en verano desde el hemisferio norte, y lejos de él durante el invierno).

 

La Gran Muralla china es la única construcción humana visible desde el espacio

Existen algunas variaciones sobre este dicho folclórico, y todos son cuantificablemente falsos. Los astronautas pueden señalar la Gran Muralla desde órbitas terrestres bajas, junto a muchos otros puntos, como las pirámides de Gizeh e incluso las pistas de aterrizaje de algún aeropuerto. Pero desde la luna no se puede ver la Muralla.

 

Se tardan 7 años en digerir un chicle

A pesar de que a los ácidos estomacales les puede resultar un poco más difícil de digerir que las comidas orgánicas, los chicles no reciben ningún tratamiento especial por parte del sistema digestivo. Los doctores creen que este viejo cuento de nuestras señoras fue una invención destinada a evitar que los niños se tragasen esta sustancia gomosa.

<< Teoría de cuerdas, ¿ciencia o pseudociencia?

Comentarios

Teoría de cuerdas, ¿ciencia o pseudociencia?

El gran problema de la ciencia moderna desde mediados del siglo XX ha sido cómo dar coherencia a las dos grandes teorías vigentes y aparentemente incompatibles que explican el universo: la Relatividad, que describe los objetos más grandes del cosmos, y la mecánica cuántica, que explica el mundo sub-atómico.

En el principio, el cerebro creó el cielo y la tierra

El experimento que iban a realizar los científicos de la Universidad de Duke era bastante sencillo para las conclusiones que iba a generar. En palabras del profesor de neurobiología Miguel Nicolelis, que participó en la investigación, aquello iba “en contra de todo lo que estudiamos en los textos de neurociencia”.

Cuando el Ártico se derrite

Hay tres procesos que aceleran el cambio climático sobre los que el homo sapiens apenas si tiene algún control -por no decir ningún control- a estas alturas porque están demasiado interconectados: la pérdida del hielo, el debilitamiento de las corrientes oceánicas y las emisiones de metano.

El Autor

Rafael García del Valle

Rafael García del Valle

Rafael García del Valle es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca. En sus artículos, publicados principalmente en su blog Erraticario, nos ofrece el resultado de una tarea apasionante: investigar, al amparo de la literatura científica, los misterios de la inteligencia y del universo.